Compartir
Tiempo de lectura: < 1 minuto

El mes de septiembre registró el índice más alto del año 2020 con 1.193 protestas pacíficas en todo el país por la precariedad de los servicios públicos y la falta de gasolina, mientras que el estado Sucre ocupó el segundo lugar con 107 manifestaciones, según la ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

La precariedad de los servicios básicos, la escasez de gasolina, dificultades para una buena alimentación y la pulverización del salario ha sido el detonante del malestar social que ha incrementado en los 9 meses que van de este año.

Según el informe Septiembre 2020 del OVCS, Anzoátegui lideró el índice de protestas con 112 manifestaciones, seguido de los estados Sucre (107), Nueva Esparta (102), Bolívar (94), Lara y Zulia con 79 protestas, respectivamente.

A pesar de la cuarentena por la COVID-19, en Sucre las irregularidades con el suministro de gas doméstico y la gasolina, las constantes fallas eléctricas así como el incumplimiento con la entrega del combo de comida del clap en septiembre, ha obligado a los ciudadanos a manifestar su descontento en la calle de manera pacífica.

Asimismo, la ONG indicó que 6 protestas pacíficas fueron reprimidas por los cuerpos de seguridad del Estado, lo que implica la vulneración sistemática de los derechos humanos de los manifestantes.