Compartir
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Desde el pasado 12 de septiembre, el Hospital centinela ‘Dr Felipe Rojas’ de El Tigre, en el estado Anzoátegui, se encuentra sin servicio de agua potable por tubería debido a averías en la bomba de impulsión del tanque interno de la institución. Desde entonces, el abastecimiento del líquido a las distintas instalaciones y servicios del lugar corre por cuenta de los trabajadores.

El jefe de Mantenimiento del centro de salud, Pedro Hernández, explicó que desde que se registró la avería en el artefacto se procedió a aplicar un plan de contingencia para hacer llegar el agua a los distintos sectores del hospital, como la sala COVID-19, emergencia pediátrica, emergencia de adultos, sala de parto, quirófano, retén de niños, banco de sangre y pisos de hospitalización. Son los trabajadores quienes cargan el líquido con tobos desde la parte externa de la institución hasta el edificio.

Imagen cortesía

La situación se complica cuando toca abastecer los tres pisos superiores del hospital: los ascensores se dañaron y el personal debe subir los envases por las escaleras. Los familiares de los pacientes recluidos también prestan su apoyo para llevar los tobos.

Hernández señaló que han intentado gestionar el equipo averiado ante la Gobernación, pero se les ha informado que no se encuentra disponible en la zona. También existe la alternativa de recuperar una bomba que se encuentra en un taller, pero habría que cancelar el pago y esperar a que su dueño se trasladase desde Valle de La Pascua, en Guárico, hasta El Tigre.