Compartir
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Son muchas las preguntas que los padres se hacen cuando quieren que sus hijos reciban un tratamiento de ortodoncia. ¿Por qué llevar a mi hijo a que sea evaluado por un ortodoncista? ¿Qué edad debe tener para su primera evaluación? Son algunas de las interrogantes.

La verdad es que cada caso tiene una respuesta diferente debido a que ninguno es igual. Sin embargo, recomiendan acudir al ortodoncista cuando el paciente está en la etapa de dentición mixta, es decir, cuando los dientes cambian de infantiles a adultos. Esto sucede entre los 6 y 12 años de edad.

La Asociación Americana de Ortodoncia aconseja que todos los niños deben ser evaluados por un especialista en el área a más tardar a los 17 años. Es así como pueden determinar si necesita un tratamiento de ortodoncia.

Se indica, en caso de que alguno de sus hijos presente:

  • Fuerte apiñamiento o dientes muy torcidos en el sector anterior maxilar y mandibular.
  • Mordidas cruzadas.
  • Dientes impactados o retenidos: son los que no han aparecido en la boca, y ya deberían estar ahí por la edad.
  • Mordidas abiertas por hábito de succión del pulgar.

“Abordar el problema a tiempo puede prevenir e interceptar complicaciones antes de que estas empeoren, acortando, así, el tiempo de procedimiento activo y minimizando complicaciones en el futuro. Precisamente, en ciertos casos, la ortodoncia combinada con otras herramientas en el momento adecuado puede lograr resultados que no serían posibles si las estructuras óseas del rostro hubieran finalizado su crecimiento”, explicaron Luis Barone y Ricardo Fusella, ortodoncistas de BF Estética Dental.