Compartir
Tiempo de lectura: < 1 minuto

En horas de la mañana de este miércoles, decenas de docentes tomaron nuevamente las calles de Cumaná en protesta por mejores condiciones laborales e instar al Gobierno regional a sentarse a dialogar, a pesar de la política de persecución y amedrentamiento contra el gremio.

Jesús Malavé, presidente del Sindicato Unitario del Magisterio del estado Sucre, lamentó que a un mes de haber consignado el pliego de peticiones ante el Ministerio del Trabajo no tengan respuestas sobre la solicitud que busca establecer una mesa de trabajo que permita lograr acuerdos por la dignificación del salario y mejores condiciones laborales para los docentes.

El dirigente sindical denunció que el Gobierno cerró las puertas al Magisterio y se rehúsa a escuchar las peticiones del gremio docente, por lo que ratifica que continuarán las acciones de protestas y no se reincorporaran a las labores, presencial y a distancia. Asimismo, calificó de negligente e irresponsable al ministro del Trabajo por que no darle la tramitación legal al pliego.

Malavé aseguró que el Gobierno ha pretendido realizar un ajuste salarial de 200 % que se extiende a todos los trabajadores del país, pero no tiene que ver con las peticiones del magisterio como el pago de la deuda del contrato vencido que oscila por el 280 % y el aumento del salario ajustado a la realidad inflacionaria del país.

Informó que consignarán un documento ante la Zona Educativa a pesar de que la institución mantiene sus puertas cerradas y se ha negado en varias ocasiones a recibir las peticiones de los docentes. También alertó que ha promovido la persecución e intimidación desde las direcciones de los planteles contra los educadores que se mantienen en protesta.