Compartir
Tiempo de lectura: < 1 minuto

El gremio de enfermeras de Cumaná rechazó la medida de suspensión de las autoridades de Fundasalud de Araya contra Sikiu Rivera por negarse a atender a un paciente con COVID-19 sin contar con los insumos de protección.

La enfermera, que tenía un año trabajando en el Hospital Virgen del Valle de la península de Araya, ha participado en varias protestas denunciando la situación de abandono y la falta de dotación del principal centro de salud del municipio Cruz Salmerón Acosta, así como, el hostigamiento por parte de la Dra. María Vásquez, coordinadora del Área de Salud Integral Comunitaria (Asic).

Milagros Coronado, presidente del Colegio de Enfermeras de Cumaná, expresó la solidaridad del gremio con Sikiu Rivera e indicó que los únicos que deben ser despedidos son los gerentes de la salud en el estado Sucre por incumplir con su trabajo.

“Con este despido queda al descubierto las carencias que tiene el sistema de salud del estado y desde un principio los centros centinelas se han mantenido desasistidos por parte de las autoridades”, dijo la dirigente gremial a Oriente24 .

Coronado indicó que no es un secreto la lucha que ha mantenido el Colegio de Enfermeras junto a la Intergremial de la Salud para exigir al Gobierno de Edwin Rojas la dotación permanente de insumos de protección, medicinas, agua y desinfectantes de los centros asistenciales.

Asimismo, aseguró que no se quedarán de manos cruzadas ante la medida de Fundasalud contra Sikiu Rivera. “Vamos a seguir luchando y agotando todos los recursos ante las instancias competentes para que corrijan este injusto despido y se haga justicia”, advirtió.