Compartir
Tiempo de lectura: 2 minutos

La oposición venezolana plantea realizar una consulta popular del 5 al 12 de diciembre con el fin de rechazar los comicios convocados por el Gobierno de Nicolás Maduro y respaldar los mecanismos de presión nacional e internacional para que, en el marco de la Constitución,  se organicen unas elecciones parlamentarias y presidenciales libres, justas y verificables.

El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Sucre, Robert Alcalá, indicó que tras la constitución de los Comandos Regionales y Municipales por la Libertad y Elecciones Libres en la entidad, el llamado es a salir a la calle a promover la no participación en el “fraude electoral” convocado por Nicolás Maduro para el 6 de diciembre y apoyar la consulta popular de la Asamblea Nacional y de su presidente Juan Guaidó.

El parlamentario indicó que la consulta se basa en el artículo 70 de la Constitución que no solo busca el rechazo a la “farsa electoral” sino también demandará ante el mundo, los organismos internacionales y los poderes públicos del país la celebración de elecciones libres, verdaderamente democráticas con la participación de todos los partidos políticos y que involucre también la elección de la presidencia.

“Desde ya le decimos al pueblo de Sucre que estamos seguros que la participación mayoritaria va a ser en la consulta popular y no en la farsa electoral convocada por Nicolás Maduro donde ni siquiera el 15 % de la población quiere participar porque saben que son unas elecciones turbias donde acudirá una falsa oposición que fue comprada por el régimen, no hay partidos democráticos participando sino que fueron secuestradas las tarjetas y no hay garantías para que el pueblo elija de verdad una Asamblea Nacional democrática”, aseveró.

Plebiscito 2017

El diputado sucrense aclaró que si bien en el año 2017 el Parlamento realizó una consulta, el contexto era distinto ya que Nicolás Maduro era un presidente legítimo mientras que ahora no goza de legitimidad y está usurpando el cargo. Además, la Asamblea Nacional cuenta con el reconocimiento de más 50 países que demandan la realización de elección presidenciales libres y transparentes como salida a la crisis que vive el país.